logotipo
Menú

COMUNICADO DE LA ADE ANTE LA GRAVE SITUACIÓN EN CATALUÑA

Ante la excepcional gravedad de la situación en España, la Asociación de Diplomáticos Españoles desea realizar los siguientes comentarios, desde nuestra incuestionable lealtad hacia España, su Constitución y sus Leyes, y desde nuestra inquebrantable voluntad de servicio al Estado y a nuestros conciudadanos:

Por nuestro trabajo, conocemos bien el escenario internacional, en el cual España ocupa los lugares de cabeza en materia de democracia, Estado de derecho, respeto a los Derechos Humanos y al pluralismo político. Podemos confirmar que ninguno de los países de nuestro entorno, con los que compartimos los citados valores, ha conocido en su historia democrática próxima un caso de subversión del orden constitucional. La historia pasada y reciente nos muestra que no existen atajos en sociedades plenamente democráticas para conseguir objetivos políticos fuera del Estado de derecho. La ignorancia o desprecio del mismo sólo conduce a muy graves situaciones de violencia, quebranto económico, desgarro social y alteración de la vida normal, pacífica y en convivencia. Las heridas producto de tales situaciones tardan décadas, si no generaciones, en cicatrizar.

Como funcionarios públicos, los diplomáticos estamos al servicio de la sociedad española, de todos y cada uno de sus ciudadanos, tanto de Cataluña como de las restantes Comunidades Autónomas, en cumplimiento de las normas de las que todos nos hemos dotado, y a las órdenes de las autoridades que los ciudadanos hemos elegido libremente. Nos corresponde, en el marco de nuestras competencias, contribuir a la solidez de un marco legal que permita a la sociedad el desarrollo de los objetivos que se marque, en un entorno de seguridad y libertad. Dicho marco ofrece vías para el desarrollo de todas las opciones legítimas, y permite perseguir la satisfacción de las aspiraciones de todos, en un espíritu de concordia y entendimiento, con todas las garantías legales. No es concebible un Estado cuyas instituciones y Administración, en su territorio y en el exterior, no respeten y hagan respetar el orden constitucional y la Ley, que en un Estado de derecho es y debe ser igual para todos.

Queremos también mandar un mensaje de solidaridad y agradecimiento hacia aquellos, como nosotros servidores públicos, que están trabajando en estos momentos en Cataluña en un entorno especialmente difícil, que está exigiendo de ellos sus mayores esfuerzos en el cumplimiento de las órdenes que reciben de las autoridades del Estado con un escrupuloso respeto a la Ley, a los Tratados Internacionales vigentes, a los Derechos fundamentales como elemento intrínseco de nuestro ordenamiento jurídico, y a los principios de proporcionalidad y adecuación a los objetivos y fines perseguidos. Especialmente nos referimos a los miembros de la Judicatura (jueces, fiscales, magistrados, secretarios judiciales y personal auxiliar), y a los de la Policía Nacional y Guardia Civil, que se están viendo sometidos a intolerables situaciones de presión, acoso y amenazas, a los que están respondiendo con gran profesionalidad y temple.

Finalment, volem enviar un càlid missatge de recolzament i afecte a tots els catalans: a tota la xarxa d’ambaixades i consolats d’Espanya a l’estranger, sou i sereu a casa vostra.

LA JUNTA DIRECTIVA

Eventos