logotipo
Menú

POR LA PROFESIONALIDAD E INDEPENDENCIA DEL SERVICIO EXTERIOR

Ante la polémica generada por la designación y posterior renuncia del ex ministro José Manuel Soria como Director Ejecutivo del Banco Mundial en representación de España, la Asociación de Diplomáticos Españoles (ADE), en su calidad de sindicato mayoritario del Servicio Exterior español, acoge con grata sorpresa las declaraciones a favor de la independencia en la designación de funcionarios en el exterior realizadas por el Presidente y otros miembros del Gobierno en funciones.

A este respecto, la ADE lamenta recordar que tanto el actual Gobierno en funciones como anteriores Ejecutivos han vetado en diversas ocasiones la designación de funcionarios diplomáticos para puestos que habían sido atribuidos en procedimientos de convocatoria pública por la Junta de la Carrera Diplomática, órgano profesional e independiente con competencias para la provisión de puestos diplomáticos. La última vez que se produjo este veto fue en los años 2013 y 2014 en que por dos veces el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación rechazó el nombramiento como Cónsul General de Juan Pablo de Laiglesia (entonces miembro de la Junta de la ADE), obligando a convocar un nuevo concurso.

Asimismo, la ADE reitera su preocupación por la continuidad en la prevalencia de criterios de orden político en el nombramiento de Embajadores (el último, el de José Ignacio Wert en la OCDE) pese a las promesas de que el nuevo sistema instaurado por el Reglamento de la Carrera Diplomática introduciría un procedimiento profesional y objetivo. Como organización profesional del servicio exterior, la ADE reafirma su convencimiento de que la mejor garantía posible de que España cuente con el servicio exterior que se merecen los españoles pasa por otorgar una independencia real a los funcionarios que sirven en el exterior, renunciando a los nombramientos, vetos y destituciones con motivaciones políticas.

En este sentido, la ADE exhorta a todos los grupos políticos a que aprueben una proposición no de ley que inste al Gobierno a modificar la regulación de los nombramientos en el exterior, mediante la reforma de la Ley de Acción y del Servicio Exterior del Estado, del Reglamento de la Carrera Diplomática, y de los distintos Reales Decretos que regulan los nombramientos de otros funcionarios en el exterior, como el puesto otorgado al ex ministro Soria.

Por ello la ADE solicita el compromiso de los partidos para introducir procedimientos de libre concurrencia guiados por criterios objetivos y profesionales en todos aquellos puestos no diplomáticos que a día de hoy no cuentan con tal sistema, así como la renuncia al uso del veto en los puestos diplomáticos y el abandono del uso partidista de las designaciones de altos cargos en el exterior.

Eventos