logotipo
Menú
Oposiciones de Acceso a la Carrera Diplomática Oposiciones de Acceso a la Carrera Diplomática

Oposiciones de Acceso a la Carrera Diplomática

Acceso a la carrera

Convocatoria de oposiciones 2017

 

Años anteriores

Convocatoria de oposiciones 2016

Convocatoria de oposiciones 2015

Convocatoria y ejercicios 2014

Convocatoria y ejercicios 2013

 

Preguntas frecuentes

¿Cómo se accede a la carrera diplomática?
A la carrera diplomática se accede en España por oposición que convoca, habitualmente con una frecuencia anual, el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación. La convocatoria para el 2017 se puede encontrar más arriba.
¿Qué requisitos hay que cumplir para presentarse a la oposición?
Los candidatos han de ser ciudadanos españoles, tener cumplidos los 18 años y estar en posesión de un título superior universitario (licenciado, arquitecto o ingeniero). Es importante señalar que puede optar a la oposición cualquier titulado superior indistintamente de la carrera que haya hecho. Además, no hay edad máxima de ingreso en la carrera.
¿En qué consiste la oposición a la carrera diplomática?
La fase de oposición consta de cuatro ejercicios eliminatorios:

1. Cuestionario de opción múltiple. El primer ejercicio tendrá por objeto demostrar el conocimiento general del aspirante del temario, mediante la realización de un test de preguntas de opción múltiple. El test constará de 105 preguntas. Todos los opositores deberán contestar a las 105 preguntas, aunque sólo se calificarán las 100 primeras, quedando las 5 restantes de reserva para el caso de que alguna de aquellas sea anulada. En cada pregunta el aspirante deberá elegir la respuesta correcta de entre 4 posibles. Cada respuesta correcta se valorará con 0,10 puntos y las respuestas erróneas tendrán una penalización de 0,033 puntos (– 0,033). Las respuestas en blanco tendrán la misma penalización que las erróneas, de 0,033 puntos, a partir de la undécima. El tiempo máximo para la realización de este ejercicio es de 135 minutos.

2. Comentario de texto y entrevista. El ejercicio consiste en comentar por escrito, por espacio de dos horas, un breve texto de carácter político, económico, social y/o cultural de actualidad, propuesto libremente por el Tribunal. En sesión separada, los candidatos procederán a la lectura del ejercicio escrito y a continuación el Tribunal realizará una entrevista sobre el ejercicio escrito y formulará preguntas para apreciar el grado de madurez, equilibrio y capacidad del candidato así como la solidez de su formación, durante un máximo de treinta minutos.

3. Examen de idiomas. Tendrá por objeto acreditar el adecuado conocimiento, oral y escrito, de dos idiomas extranjeros como mínimo, uno de ellos obligatoriamente el inglés, y el segundo a escoger obligatoriamente entre los siguientes: francés, ruso, chino, árabe, alemán y portugués. Se podrá presentar en esta prueba asimismo, a título facultativo, otra lengua extranjera. El ejercicio consiste en dos traducciones por escrito para cada idioma: una traducción del idioma extranjero al español (en una hora y sin diccionario) y una traducción del español al idioma extranjero (en 90 minutos y con un diccionario bilingüe). La fase oral, que se desarrollará en sesión pública, será común para los dos idiomas obligatorios. En primer lugar, el opositor dará lectura en alta voz a sus traducciones. Acto seguido disertará sucesivamente en inglés y en el idioma escogido sobre sendos temas, uno para cada lengua, que le serán propuestos por el Tribunal. Cada disertación no habrá de exceder de cinco minutos, y el Tribunal podrá, al término de cada una, formular al opositor las preguntas que juzgue oportunas sobre el tema desarrollado o sobre cualquier otra cuestión que estime de interés, durante un período máximo de quince minutos.

4. Exposición oral de temas. Este ejercicio consiste en exponer oralmente cuatro temas elegidos al azar del temario de la oposición durante una hora (quince minutos por tema aproximadamente). El temario suma 200 temas y se divide en cuatro grupos: el primer grupo incluye los temas de Derecho Internacional Público, Derecho Internacional Privado, Organizaciones Internacionales y Derecho Civil y Derecho mercantil; el segundo grupo contiene temas de Sistemas políticos, Derecho Constitucional, Derecho Administrativo y Unión Europea; el tercer grupo contiene temas de Economía General y Economía del Sector Público, Economía Internacional, Economía Española y Cooperación al Desarrollo; y el cuarto grupo contiene temas de Historia, Relaciones Internacionales y Política Exterior.

¿Quién forma el Tribunal de acceso a la carrera diplomática?
Su composición varía cada año, pero en general el Tribunal está formado por un elenco de profesionales del mundo de la Administración y del mundo académico: diplomáticos, técnicos de la administración civil, técnicos comerciales, letrados de cortes, catedráticos y profesores titulares de universidad (de derecho, economía, historia, etc). Por ley los diplomáticos no pueden ser mayoría en el Tribunal.
¿Qué ocurre una vez que se aprueba los cuatro ejercicios de la oposición?
Al final de dicho proceso, los aspirantes que hayan superado los ejercicios serán nombrados funcionarios en prácticas, y deberán seguir un curso selectivo no superior a un año en la Escuela Diplomática. Al finalizar el curso de la Escuela Diplomática, los nuevos diplomáticos comienzan su labor en el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación por un periodo mínimo de un año, tras el cual pueden solicitar ser destinados al extranjero.
¿Dónde puedo conseguir el temario de la oposición?
El listado de temas aparece en la convocatoria anual. Hay opositores que optan por elaborar ellos mismo sus propios temas y otros que prefieren los temas que reciben de su preparador o academia.
¿Cómo se prepara la oposición a la carrera diplomática?
La preparación es un trabajo estrictamente individual. Cada opositor es libre de preparar la oposición como lo valore. Normalmente el opositor cuenta con un preparador que se encarga de hacer un seguimiento semanal del estudio del opositor (temas, comentario de texto y test), y con dos profesores de idiomas especializados para preparar el ejercicio de idiomas.
¿Se prepara la oposición en la Escuela Diplomática?
No, la oposición se prepara de forma individual por parte de cada opositor. Sin embargo, es en la Escuela Diplomática donde se desarrollan los exámenes de acceso a la Carrera Diplomática. Los exámenes son públicos y puede asistir cualquier persona como oyente. La convocatoria de los exámenes puede consultarse en la página web del MAEC (apartado Escuela Diplomática).
He decidido empezar a opositar, ¿por dónde empiezo?
Lo primero que se debe hacer es encontrar un preparador que supervise al opositor. En segundo lugar, se debe localizar a profesores de idiomas para preparar este el ejercicio. Con todo ello, se puede empezar a estudiar la oposición.
No vivo en Madrid, ¿debería mudarme para preparar la oposición?
No es requisito imprescindible vivir en Madrid para preparar la oposición. Al tratarse de un trabajo estrictamente personal, el estudio de la oposición se puede preparar desde cualquier lugar. Simplemente, conviene disponer de un preparador que realice un seguimiento adecuado y frecuente del opositor. Algunos preparadores ofrecen la opción de hacer el seguimiento a distancia, por medios telemáticos.
¿Qué idiomas necesito para presentarme a la oposición?
Es obligatorio examinarse de inglés y de un segundo idioma que se podrá elegir entre los siguientes: francés, árabe, ruso, chino, alemán y portugués.
¿Puedo presentar otros idiomas además de los dos obligatorios?
Existe la posibilidad de presentar idiomas optativos para subir nota, pero para ello han de aprobarse previamente los dos idiomas obligatorios. El examen de idiomas optativos se realiza de la misma forma que el examen de idiomas obligatorios. Los idiomas que se podrán presentar como optativos son: francés, árabe, ruso, chino, alemán y portugués, excluyendo el que se haya presentado como segundo obligatorio.
¿Qué nivel de idiomas se exige?
La oposición exige un nivel de idiomas alto, tanto escrito como hablado.
¿Cuál es la media de años de preparación de la oposición?
No existe ninguna media de años que se haya calculado formalmente. La oposición es un trabajo individual que depende del esfuerzo, la actitud y el conocimiento previo de cada uno. En cualquier caso, es importante considerar el número de plazas que se ofrecen anualmente, puesto que varían cada año.
¿Es necesario además del título universitario superior tener algún tipo de formación previa para empezar a opositar?
La formación previa es obviamente terreno ganado. Puede decirse que el opositor que haya tenido experiencia en el campo de la cooperación al desarrollo, de un organismo internacional o que haya cursado maestrías en derecho, economía, etc, posee una buena base si bien no le exime de nada en cuanto al estudio diario de los temas, del ejercicio de idiomas y los demás ejercicios de los que consta la oposición.
¿Es necesario hacer un Master de Relaciones Internacionales para opositar a la carrera diplomática?
No, no es necesario si bien es un buen instrumento como preparación previa. Los únicos requisitos son la nacionalidad española, la mayoría de edad y estar en posesión de un título universitario superior. La Escuela Diplomática ofrece un Master en Relaciones Internacionales cuyo temario coincide con el temario de la oposición, lo que convierte el Master en un buen instrumento previo, pero no es por ello un requisito obligatorio.
Vengo de estudiar farmacia, ¿me perjudica venir de una carrera científica para opositar?
En tanto en cuanto la preparación a la oposición es un trabajo individual, cada persona puede tener un conocimiento previo más o menos amplio y más o menos coincidente con el temario de la oposición. Obviamente, aquellos estudiantes que estén familiarizados con el contenido del temario se sentirán más cómodos, pero una formación científica no supone ningún obstáculo insuperable para estudiar la oposición.
¿Cuál es la labor de un diplomático?
Los diplomáticos ejercen una labor multidisciplinar que se resume en cinco funciones: negociar, representar, proteger a sus nacionales, fomento de relaciones amistosas y recabar información. Por lo tanto, su labor puede ir desde analizar la actualidad política a asistir a un detenido español en el extranjero, tramitar un matrimonio de españoles en un consulado, contactar con autoridades locales para recabar información sobre un determinado asunto de interés para España, organizar actos culturales relacionados con España, servir de apoyo a empresas españolas, participar en procesos de negociación, comunicarse con la prensa, supervisar proyectos de cooperación al desarrollo o autorizar visados, además de un largo etcétera que incluye ámbitos como Unión Europea, la cooperación al desarrollo y la diplomacia multilateral.
¿Dónde ejerce su función el diplomático?
Los diplomáticos alternan periodos en el exterior con periodos en los servicios centrales, en Madrid. Cuando están destinados en el extranjero, ejercen sus funciones en una embajada, en un consulado o en una representación permanente ante un organismo internacional. En Madrid, la gran mayoría de diplomáticos están destinados en el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, aunque también hay diplomáticos destinados en otros ministerios e instituciones del Estado como la Presidencia del Gobierno (Moncloa) o los Ministerios de Defensa, Interior, Justicia y otros. También hay diplomáticos españoles trabajando en el Servicio Europeo de Acción Exterior, tanto en Bruselas como en las delegaciones de la UE por todo el mundo.